Cetceos del Mediterráneo

5 especies de cetáceos del mediterráneo

Freskibo | 14 septiembre 2018 | Blog, Sostenibilidad y mar

 

Nuestro mar mediterráneo es el hogar de muchas más especies animales de las que podemos pensar a priori. En la publicación de hoy del blog de Freskibo os mostraremos 5 especies de cetáceos que, con un poco de suerte, podemos vislumbrar en nuestras costas.

 

Delfín mular (Tursiops truncatus)

El delfín mular es el más común, y fácil de avistar, de los cetáceos que viven en el mediterráneo. Los delfines mulares buscan bancos de peces azules para alimentarse, así que descubriendo donde se encuentran estos bancos podemos observarlos. Para descubrir donde se encuentran esos bancos podemos preguntar a pescadores locales u observar donde se juntan las pardelas, aves marinas que se alimentan de pescado, allí estarán los delfines mulares. Estos cetáceos son muy comunes en zonas de baleares y también en la Costa Brava, como en el Cap de Creus.

 

Rorcual común (Balaenoptera physalus)

El rorcual común es el tipo de ballena más común del mar mediterráneo. Mide unos 20 metros de longitud y unas 70 toneladas de peso, convirtiéndolo en el segundo cetáceo más grande por detrás de la ballena azul. Estos gigantes del mar son especies protegidas, y se calcula que alrededor de 4.000 ejemplares viven en aguas mediterráneas. La dieta del rorcual se basa en pequeños crustáceos, aunque es habitual verlos persiguiendo bancos de sardinas o anchoas. Podemos observarlos desde el Cap de Creus o el Cap de Begur.

 

Calderón negro (Globicephala melas)

Aunque también se le conoce como ballena piloto, el calderón es en realidad un tipo de delfín. Miden entre 5 y 6 metros llegando a pesar hasta 3 toneladas de peso. Viven en comunidades que pueden alcanzar los 100 miembros y se alimentan principalmente de cefalópodos, aunque también pueden comer peces de fondo. Los calamares son básicos para su alimentación, hecho que hace posible el rastreo de sus itinerarios. Podemos observarlos principalmente en la zona de baleares, canarias, y en aguas más templadas como las del Mar Menor o en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

 

Cachalote (Physeter macrocephalus)

Este animal volvió loco al Capitán Ahab en la legendaria novela marítima Moby Dick, de Herman Melville. Los cachalotes son los mamíferos con el cerebro más grande, hasta 8 kilos de peso, llegan a medir 20 metros y pesar 57 toneladas con una mandíbula de 5 metros de longitud. Se alimentan principalmente de cefalópodos de gran tamaño, como calamares gigantes y colosales. Especies que pueden llegar a los 15 metros de largo. Imaginando las luchas entre calamares colosales y cachalotes, no es difícil figurarse el origen de muchas leyendas marítimas como los abismales Krakens o gigantescos Leviatanes. Se han observado cachalotes en costas baleares o recientemente en la Costa del Garraf.

 

Ballenato de Cuvier (Ziphius cavirostris)

Es el único zífido presente en nuestras costas y muy difícil de avistar debido a que normalmente se alimenta en zonas de unos 1.000 metros de profundidad. Su tamaño y peso pueden alcanzar los 6 metros y 3 toneladas de peso. Es bastante complicado su avistamiento, de hecho solo se han registrado algunos en las costas norte de Catalunya, como el Cap Norfeu o las localidades de Roses y Port de la Selva.

 

Estos son algunos de los tipos de cetáceos que viven en aguas del mediterráneo y donde es posible observarlos, aunque en muchos casos os recomendamos que os arméis de paciencia porque no se avistan con frecuencia. Próximamente más novedades y recomendaciones marítimas desde el blog de Freskibo.

0 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.