pescados-azules

¿Cuáles son los pescados azules?

Freskibo | 04 diciembre 2018 | Blog, Consejos nutricionales

A menudo podemos caer en la confusión de no saber si un pescado es blanco o azul. Aunque tengan características y propiedades similares, existen algunas diferencias importantes. Para dejar el tema claro, hoy descubriremos cuáles son considerados pescados azules, por qué se llaman así y que beneficios tienen para nuestro cuerpo. ¡Empezamos!

 

¿Por qué pescado azul?

 

Los pescados azules reciben su nombre por las tonalidades de este color que podemos observar en sus lomos. Pero la clasificación de pescado azul se determina por el porcentaje de grasa intermuscular. Los pescados con un porcentaje entre un 5 y un 15% de grasa son los considerados azules. Mientras que los que tienen un porcentaje igual o inferior al 2% son pescados blancos. Existe una tercera categoría llamada pescados semigrasos, estos son los que concentran entre un 2 y un 5% de grasa. La razón por la cual el pescado azul tiene un tanto por ciento superior de grasa es debido a sus movimientos migratorios y por el funcionamiento del metabolismo. Algunas especies requieren de largos movimientos migratorios, y otras tienen un metabolismo que necesita más energía. Por estas razones su concentración de grasa es mayor.

 

¿Por qué incluir el pescado azul a tu dieta?

 

Aunque son pescados más grasos, son ricos en ácidos grasos Omega 3. Dentro de los ácidos Omega 3 existen diferentes tipos, pero los que más ácidos EPA y DHA concentran son los que encontraremos en los pescados azules. Como ya analizamos en anteriores publicaciones del blog de Freskibo, sobre los beneficios del pescado en el rendimiento escolar, los ácidos Omega 3 tienen unas funciones importantísimas sobre nuestro cuerpo. Como la eliminación del conocido como colesterol “malo” y el incremento del colesterol “bueno”. El colesterol llamado “malo” o LDL, son lipoproteínas de baja densidad que se acumulan fácilmente en las arterias provocando problemas en nuestro sistema cardiovascular y circulatorio. Por otra parte el colesterol “bueno” o HDL tiene una alta densidad facilitando la circulación hacia el hígado y eliminando el colesterol de nuestro organismo.

 

Si nos fijamos en otras propiedades del pescado azul veremos que es especialmente rico en vitaminas del tipo A, B, D y E. Las vitaminas A protegen y fortalecen nuestros huesos, dientes y tejidos blandos. Las B actúan manteniendo un correcto funcionamiento del cerebro, el sistema circulatorio, tienen efectos antiinflamatorios y mejoran la salud ocular. Por otra parte, las vitaminas tipo D ayudan al organismo en la absorción del calcio, haciendo nuestros huesos más fuertes. Y, por último, las del tipo E, son antioxidantes y protegen las membranas celulares.

 

Finalmente, los minerales con mayor presencia en el pescado azul son: yodo, hierro, fósforo, magnesio y calcio. Unos elementos esenciales para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Regulan la presión arterial, controlan la creación de hormonas, mejoran la capacidad memorística, mantienen la dureza de huesos y dientes y controlan el funcionamiento de órganos como el hígado, entre muchas otras funciones.

 

¿Cuáles son los pescados azules?

 

Recopilando todas las ventajas del pescado azul nos encontramos delante de un súper alimento que deberíamos tomar entre 2 y 3 ocasiones por semana. Y volvemos a la pregunta con que abríamos el artículo: ¿Cuáles son los pescados azules?

 

Otros pescados azules son: sardinas, salmonetes, truchas, bonitos, peces espada, rodaballos, angulas, caballas, anchoas, boquerones, palometas, anguilas, arenques, carpas, jureles, chicharros, lampreas y cazones.

 

En próximas entradas del blog de Freskibo analizaremos más profundamente beneficios y recetas de los pescados azules. ¡Que aproveche!

0 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.